No es un secreto que las redes fueron creadas para generar cierta dependencia y por lo tanto adicción.

Seguro has sentido la emoción de recibir likes en tus fotografías o publicaciones y en lo personal observo mucho,  cierta dependencia en jóvenes a este tipo de “aprobaciones”.

¿Pudiera compararse con al sensación de sentirnos queridos, admirados, valorados? tal vez no para todos, creo que existen diferentes factores que pueden hacer que sea diferente la percepción de cada persona.

Antes de los 11 años de edad buscamos diferentes acciones que hagan la función como de escape ante situaciones que nos generan malestar emocional, es algo muy propio de esta edad, vivimos cambios y comenzamos a descubrir diversas situaciones.

Aprendemos a gestionar el aburrimiento, el cansancio, recuerdo que a esa edad de adolescencia todo era mas cansado, mi abuelita me pedia algo, a lo que yo respondía “Ahorita abuelita” y mi abuelita decía: “ahorita es ahorita” seguramente te vienen recuerdos de esta etapa en tu vida o si estás en esta etapa de cambios físicos y emocionales te darás cuenta que a todos nos sucede e incluso es algo chusco, aunque en el momento sentimos que todo pesa, la vida misma pesa, nos cuesta expresar, nos cuesta ser escuchados y comprendidos, somos más impulsivos, debido a que nuestro cerebro está cambiando literalmente. La buena noticia es que pasará y ganarás muchas herramientas para tu juventud  y  vida adulta.

Aprenderemos a gestionar el aburrimiento y la impulsividad.

Las redes y pantallas con sus sonidos, colores y contenidos son un gran estímulo, lamentablemente nos acostumbramos a ellos y después perdemos práctica en mantenernos atentos a escuchar un relato sin ver imágenes, o a estar en silencio.

Me ocurre que el tiempo pasa super rápido cuando estoy visitando alguna red social a través de mi celular, pareciera otro mundo.

Pero entonces ante tanto cambio y tantos estímulos para niños, niñas, jóvenes y adultos que podemos hacer? será que así nos toco vivir y ya ?

Yo creo que siempre podemos elegir y elegir desde la consciencia de que dicha elección traerá consecuencias para nosotros, entonces, podemos ayudar a gestionar la atención, enseñar a nuestros hijos(as) lo importante de lo superficial como mencionan ya varios expertos en neurociencia y yo agregaría lo importante de distinguir lo real y la fantasía.

 

Expertos en el tema recomiendan:

Quitar notificaciones de nuestros dispositivos, así podremos darle un uso más sutil y enviamos el mensaje de que es un medio que nos es útil para el trabajo o mantener contacto en ciertas ocasiones.

Si tienes hijos  que tengan cierta dependencia al uso de redes sociales, te sugiero quitar de tu celular, una App Social, la que más uses, así podrás tener más elementos para comprender lo que tu hijo(a) siente cuando le pides que deje su dispositivo, insisto en que la comunicación es clave y una comunicación amorosa y empática será la diferencia en el proceso.

Siempre tenemos oportunidades para comunicarnos con las personas que nos rodean, en especial nuestros hijos y pareja, por lo que creo que este tema puede darte muchos beneficios personales y familiares.

Actuar desde la responsabilidad como padres es un gran comienzo incluso diría que es un comienzo amoroso y el amor es solidario, no juzga, baja niveles de estrés, nos lleva como familia a buscar intereses comunes, no digo que sea fácil, digo que necesitamos amor.

 

L.P.E. Arianne Shurave Jiménez G.

 

 

 

 

 

 

 

85 View