La acción correcta en situaciones, vivencias o etapas en la vida de de nuestros hijos(as), como padres o madres muchas veces es algo de lo que nos cuestionamos, constantemente viene la duda, la necesidad o deseo de hacer lo correcto por diversos motivos, buscando el bien para nuestro hijo(a), o ser buenos padres, etc. Es por ello que comparto algunas ideas para un evento de gran importancia en la vida de todo niño y niña, así como en la vida de todo padre y madre, “El primer día de clases”.

Todo sentimiento es válido, es el sentir de una persona y eso lo hace absolutamente válido. Por lo tanto creo que el respeto hacia el sentir de cualquier niño y niña es básico para la adquisición de vínculos sanos y adecuada estima personal.

El temor que un pequeño(a), pueda sentir es absolutamente justificado, ir a la escuela por primera vez es una nueva vivencia. Además es un suceso importante en la vida de cada individuo e involucra a toda la familia.

Es un gran evento, digno de disfrutarse!!!

Mencionaré algunas ideas que han surgido de mis vivencias como mamá, psicóloga y directora de preescolar, para papás y mamás con la intensión de que tengan elementos para disfrutar de este evento.

  1. Hablen del tema, platiquen con su hijo(a) acerca de la escuela, de la experiencia de ustedes en su primer día de clases, mencionen a algunos primos o niños y niñas conocidos de su hijo(a) que asistan a la escuela. Cuando vean en la calle una escuela, inviten a su pequeño a que la observe.

  2. Les recomiendo hablar de lo que se hace en un salón de clase, en las actividades deportivas, artísticas, musicales, etc. Así lograremos que el niño(a) quiera pertenecer a dicho espacio y despertaremos su curiosidad.

  3. Responde todas las preguntas que tu pequeño(a) realice por más repetitivas que parezcan: ¿Quién vendrá por mí a la hora de salida?, ¿Cómo se llama mi maestra?, etc.

  4. Involucrarlo(a) de ser posible en la adquisición de su mochila, así dicho objeto será un vinculo de seguridad para él ya que al verlo, tocarlo, olerlo, recordará la emoción al estar con papás eligiendo su mochila.

  5. Antes del primer día de clases, establezca una rutina que le permita al pequeño(a) irse acostumbrando a horarios, tomar en cuenta las horas necesarias de sueño, se recomienda según expertos de 10 a 12 horas en edad preescolar. Despierte cerca de la hora en la que tendrá que despertar una vez que ingrese a la escuela, toma en cuenta que el niño(a) necesitará tu ayuda para desayunar, bañarse, vestirse y la actitud de papá y mamá es importante ya que el niño(a) verá la experiencia como algo agradable o en su defecto si existen malas caras, gritos y prisas puede convertirse en algo desagradable.

  6. Acompañe a su pequeño hasta su salón, sobre todo el primer día, puede marcar la diferencia en temas de seguridad, confianza y vínculo con sus pequeños(as).

  7. Despídanse de su pequeño(a), dígale que en unas horas estarán juntos de nuevo, las palabras y respiración suaves serán de gran ayuda.

  8. Después de esa gran experiencia del primer día de clases, les recomiendo tomarse el tiempo para comer o cenar en familia y escuchen el relato del pequeño(a). ¿Cómo se sintió?, ¿A quién conoció?, etc. les recomiendo que sea una conversación alejada de interrogatorios, sin embargo que sea un momento para compartir en familia y que su pequeño(a) se sienta acompañado e importante por el gran evento vivido. Pueden motivar la conversación o charla platicando lo que ustedes hicieron durante el día, es decir, pon el ejemplo de comunicar lo que sucedió en tu día, cuida que sean eventos agradables, los pequeños necesitan saber que papá y mamá están bien cuando no están con ellos.

  9. Les recomiendo dedicar unos minutos todas las tardes para realizar tareas escolares, los primeros años, tener un hábito. Este hecho ayudará en la formación de niños y niñas responsables y en los años posteriores podrán realizar sus tareas escolares de manera autónoma.

  10. Muéstrense orgullosos de cada logro que tenga en su escuela, es una etapa que será la plataforma en la vida de su pequeño(a), la seguridad que obtenga en esta etapa de su vida, tendrá consecuencias en los años posteriores.

Sigue la sabiduría natural que posees por el solo hecho de ser su papá o mamá, recuerda cómo fue tu experiencia en preescolar, ¿la recuerdas?, de no recordarla cómo imaginas que fue? y ¿como te hubiera gustado que fuera?

 

L.P.E. Arianne Shurave Jiménez

28 View